cinema
Curiosidad

La trufa en el cine

Varios cineastas, italianos y extrangeros, han tratado en sus películas las cualidades de la trufa y lo que representa.
A este precioso hongo, han dedicado cortometrajes, documentarios y películas.

La trufa en el cine italiano

Algunas de las comedias italianas, en las cuales esta presente la trufa son: 

  • “Il sorpasso”, es una película del 1962 co-escrita y dirigida por Dino Risi. El film es considerado una obra maestra, representa la Italia del bienestar y es uno de los ejemplos más famosos de la llamada «commedia all’italiana«.
    Una película, en la cual no falta la referimiento a la trufa. La escena de la fotografía, figura el momento en el que:
    Gassman, uno de los dos personajes principales, se asoma a oler el aire para buscar las chicas que estaban siguiendo. Luego de que, explicará: “ yo con las mujeres soy como un perro de trufas»

“L’uomo dei cinque palloni”, es una película del 1965 de Marco Ferreri. Una comedia italiana en la cual vienen dedicadas dos escenas a la trufa, en particular la trufa blanca. 
En la primera escena, el personaje principal, pasea en el mercado cuando se detiene en un banco de trufas para comprar.
En la segunda escena, mientras Mastroianni raya su trufa sobre la cena, esclama graciosamente el precio de cada locha de trufa que cae sobre su plato. 

“Sette chili in sette giorni”, es una comedia italiana de Carlo Verdone del 1986. 
La película trata de dos directores de una clínica de adelgazamiento que son unos auténticos caraduras. 
La clínica es una locura en la cual, la mayoría hace su dieta de día, pero de noche , la cosa cambia y aparece la comida y otras cosas…
Esta escena, retrata Renato Pozzetto mientras compra varios alimentos prestigiosos para prepararse un «bocadillo», cuando viene sorprendido por Carlo Verdone que conclude el diálogo diciendo:

“Ahora me vienes a decir que haces un bocadillo con paté de cangrejo, la trufa, el salmón, el caviar..”.

 

Il tartufo nel cinema estero

“Truffe”, es una película de ciencia-ficción del regista Kim Nguyen ambientado a Montréal en el 2017. 
El calentamiento global ha provocado, en el subsuelo de la metrópolis y especialmente en un vecindario definido, la aparición y la condición climática óptima para la proliferación de trufas negras. Los residentes del vecindario, intentan sacar el máximo provecho de esta situación. Poco a poco, sin embargo, el mercado se satura de trufas.
Una compañía de paquetes de pieles intentará de todas las maneras tomar el control de la industria de los hongos atacando a la gente del vecindario.

 

“Los sabores del palacio”, es una película francesa del 2012 dirigida por Christian Vincent, inspirada en la vida de Danièle Mazet-Delpeuch, quien fue la cocinera personal del presidente François Mitterrand de 1988 a 1990. 
El encargo que recibe la protagonista de Los sabores del palacio, Danièle Delpeuch, es el de convertirse en la cocinera personal del presidente François Miterrand. Danièle es tan meticulosa y particular como Vatel; su conocimiento de la cocina regional francesa la enfrenta con los grandes chefs de la presidencia pero le abre camino al corazoncito de monsieur le président. El clímax emocional de esta película llega cuando, una noche, el presidente baja a la cocina. Todos los empleados salvo Danièle se han retirado ya. Miterrand pregunta si ya llegaron del Périgord las primeras trufas de la temporada. La chef se las muestra en un platón; el presidente toma una, la inspecciona y exclama, claro, Quelle merveille! Luego pregunta: “¿Conoce usted el platillo trufas à la croque au sel?” Y Danièle: “Hay muy poco que no conozco sobre trufas.” 

“Sin reservas”, es una película de coproducción estadounidense y australiana de 2007, dentro del género de comedia dramática. La película, trata de una prestigiosa chef de cocina a cargo de un famoso restaurante.
Con la siguiente ilustración, les proponemos dos esenas presenciadas por la trufa:
en la primera esena, se encuentra la protagonista Kate Armstrong ( foto 1) que examína la trufas traidas por un “truffle dealer». 
En la segunda esena, la misma protagonista se encuentra en su lugar de trabajo con su sobrina Zoe.
Es cuestión de segundos, cuando Kate se aleja y su sobrina Zoe toma una trufa, la huele y al sentir su aroma fuerte piensa que sea para tirar. Apenas vuelve Kate, empieza a buscar la trufa que encontrará en la basura y se apresurará a recuperarla.
Para poner remedio al daño, se apresura a conservarla adeguadamente junto a otras trufas en el arroz.

A estas alturas ya está más que claro que una cocina es un gran escenario cinematográfico,
al cual la trufa no podía faltar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *