affetta-tartufi
Curiosidad

Consejos para conservar la trufa

Métodos para conservar la trufa

La trufa es un manjar de la cocina italiana que gracias a su aroma sofisticado, convierte los platos más simples en recetas de alta cocina. Ahora les expondremos algunos consejos para conservar la trufa sin que pierda su sabroso aroma y sabor. Antes que nada, es importante saber que la trufa es un producto que es mejor consumir fresco y lo antes posible para que su auténtico sabor permanezca intacto.

Los tiempos y métodos de conservación cambian a según de:

  • tipología de trufa, por ejemplo la trufa blanca es más delicada y se deteriora con mayor facilidad que la trufa negra y de verano;

  • formato de la trufa;

  • estacionalidad.

Los principales métodos de conservación son:

HELADERA

Para la trufa negra, el tiempo de conservación es de 10 días. Mientras para la trufa blanca  es de una semana. 
Este método de conservación es el más eficaz para  conservar la trufa fresca y consiste en envolverla en papel de cocina o en un trapo de algodón. Para evitar que el producto se humedezca y se deteriore, en necesario cambiar la envoltura al menos una vez al día.

Pequeño consejo: si al contenidor de las trufas le agregan huevos frescos, gracias a su cáscara porosa van a absorber su aroma, y de esta manera, podrán darle más sabor a sus tortillas.

EN ACEITE

Este método de conservación consiste en colocar la trufa en un tarro de vidrio y llenarlo de aceite de oliva. Depositarlo en el freezer, a 2-4 grados. De esta manera podrán mantener la trufa por 7 – 10 días.

Para una conservación más duradera, podrán cortar la trufa en lonchas y depositarlas en  bandejas de hielo llenas de aceite o manteca derretida y dejar congelar. Si decides utilizar la manteca, puedes derretirla a temperatura ambiente o a «bagnomaria» y purificar (eliminar la sustancia que se creará en la superficie). Si utilizas este método, te aconsejamos la siguiente receta.
De esta manera, la concervación durará un par de meses. 

EN ARROZ

Este es un modo muy fácil y rápido de conservar la trufa, consiste en poner la trufa en un tarro de vidrio y dejarlo en la heladera. De esta manera, se conservará por 3-4 días. Es importante prestar atención que el arroz no seque demasiado a la trufa.
Una ventaja de este método, es que el arroz tomará el aroma de este delicioso hongo y así, preparar un delicioso plato de arroz a la trufa. 

FREEZER

Luego de haber lavado y secado la trufa, ponla en una bolsa de celofán y dejar congelar la trufa entera o cortada. 

Se aconseja de rallar o cortar la trufa solo después de haberla descongelada, para que sus características no se alteren. De esta manera, el producto se conservará hasta 12 meses.

La trufa es un producto que, con un poco de fantasía enriquecerá sus recetas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *